lunes, 10 de febrero de 2014

Hacia arriba de vez en cuando

Y bueno, decir que, y no hay mejor lugar para decirlo, que casi no hago el postdoc en Chequia, no porque estuve a menos de un artículo de obtener una beca para hacer un postdoc en Portugal, que tambén, sino porque un año antes de verme en el centro de Europa, un pedrolo de criptonita pura cayó de un edificio a menos de 2 metros de distancia de dónde yo me encontraba tras las consecuencias en la estructura de la fachada del edificio que provocó el paso de la ciclogénesis explosiva del 2011. Así que ya sabéis. Tras las ciclogénesis explosivas, ya sea en Inglaterra o en Galicia, además de a los lados, los dos, independientemente de por dónde vengan los coches, hay que ver hacia arriba de vez en cuando...
En rojo la dirección de caída del trozo de cornisa del edificio (ahora con nueva coraza anti ciclogénesis explosiva). En amarillo mi situación en el momento del impacto.

Sunny, en tierras con poco sol...

El primer gato (gata) que visitó mi propio piso ya no lo hará más, por muy difícil de creer que me resulte. Espero que sí lo haga en alguna otra realidad paralela. Así como espero que, de una forma análoga a como sucede en mi libro "El Límite" (escribiéndose desde 1995), algún día tengamos la tecnología para cambiar a la mejor realidad paralela posible en cada caso. 

Sunny: Se merece una foto extragrande, pese a que solo tenía 1 añito recién cumplido...
Lo voy a dejar aquí reflejado por si puedo recibir alguna noticia positiva. El viernes pasado, 3 días antes de la noicia de que Sunny se fue a la 2ª vida en uno de los siete universos paralelos para gatos  del señor Srödinger soñé malamente con un mal recuerdo: Ocurrió por el 2007 o el 2008 o 2009, creo. Yo iba por la Rúa San Amaro de Vigo y me encontré con un gatito negro frente a una de las puertas de la imagen que pongo de Google earth abajo. Lo acaricé, pero por causas del azar no se me ocurrió llamar a la puerta de ninguna de las casas de la zona y me fui a casa. Unos días más tarde encontré pegatinas para llamar a un número de teléfono si alguien había recogido un gatito negro que se había perdido. Y me sentí fatal por no haberlo adoptado durante un tiempo. Pues, por si alguien lee esto por casualidad que sepa que me siento todavía mal por no haberlo recogido. (De hecho, por alguna razón soñé con ello). No soy supersticioso en absoluto (aunque me da miedo volar, no me dan miedo las escaleras, ni los espejos rotos), y me chiflan los gatos, por lo que no puedo alegar ninguna razón por la cual no recogí el gatito en cuestión.
  



domingo, 9 de febrero de 2014

Colesterol (de vez en cuando...)


 
Algunas cenillas acolesteroladas, pero ricas. Dado que las patatas que he visto por la zona son pequeñísimas, hay que pelar durante 20 minutos seguidos para hacer una tortilla, por lo que otra posibilidad es la de usar patatillas. Sí, patatillas...


miércoles, 5 de febrero de 2014

Un libro a bajo precio

Con vuestro permiso os pongo un link de amazon de un libro en castellano de aventuras que escribió mi padre y lo puso a la venta hace poco. Es para PC o Kindle y con precio bastante asequible así que a lo mejor podría interesarle a alguien. Alguna publicidad no subliminal tenía que incluír en el blog...
La portada que veis es de una pintura suya, porque también pinta...!! Cierro paréntesis de la publicidad no subliminal.